Montse Martínez

flamenco

Montserrat Martínez Muñoz, o mejor dicho Montse Martínez, que es como le gusta que la llamen, tiene una dilatada historia en el mundo del baile flamenco a pesar de su juventud.

Ya hacía sus primeros coqueteos con el baile a la edad de 4 años, comenzando ahí su formación. A los 17, ya es Diplomada en Danza Española por el Conservatorio Superior de Música y Danza de Sevilla, alcanzando poco después la Licenciatura en Coreografía y Técnicas de Interpretación de la Danza.

Con la edad de 18 años, marcha a Madrid para seguir con su formación, e ingresa en varios Estudios de Danza a la vez. En los famosos Estudios de danza "Amor de Dios", aprende activamente al lado de Cristóbal Reyes, Belén Maya, Merche Esmeralda, La Tati, Paco Romero o Pedro Azorín. En los Estudios de danza El Camborio, con Aída Gómez y Rosa Naranjo; en la Escuela de Danza de Carmen Roche con Beti y un larguísimo etcétera de maestros que podemos completar con figuras como Matilde Coral, Javier Latorre, Francisco Pozo, Manolo Marín, Manuel Maya (Manolete), el maestro Granero, Eloy Pericet, etc.

Además, combina los estudios de baile con su vida profesional, ya que con 18 años ingresa ya en su primera compañía "El Ballet Español Lucía Real y El Camborio". Después, forma parte de compañías tan prestigiosas como la "Compañía de Danza Española de Emilio Hernández" o el "Ballet Español de Marienma", donde comparte escenario con Joaquín Cortés. O las giras internacionales por Estados Unidos, Francia e Italia, con la compañía de Teatro de Danza Española del afamado Luisillo, siendo compañera de Rafael Amargo. Su última compañía, fue la del Ballet Español de Basilio Díaz en Tenerife.

Con este gran bagaje decide en 1999 hacer de este arte su profesión y le dedica su vida en su propia Escuela de Danza Duende, donde pone día a día su experiencia y formación al servicio de los alumnos y alumnas que a ella acuden. Los demás podemos disfrutar de los festivales anuales que dicha escuela celebra.

Además destacan algunas conferencias así como colaboraciones con el Instituto Andaluz del Flamenco o la Federación de Peñas de Almería.